Siga con nosotros
Buscar Buscar en el sitio

La diosa madre

La diosa madre

La diosa madre

Una de las producciones más explícitamente «artísticas» de la Cerdeña prenurágica está representada por las figuras de la «diosa madre». Se trata de esculturas pequeñas (oscilan entre 10 y 15 cm de altura, pero también hay esculturas más pequeñas y más grandes) que representan figuras femeninas.

El nombre de «diosa madre» que se atribuye a estas esculturas deriva del contexto de su descubrimiento, siempre en un entorno funerario, lo que ha llevado a los estudiosos a plantear la hipótesis de que estas imágenes pueden ser una representación sagrada del espacio físico y simbólico en el que se encuentra el difunto: la «Tierra», concebida como «generadora» de vida y, por lo tanto, como una «madre», en cuyo «vientre» (la tumba hipogética) se vuelve a acoger al difunto. Sin embargo, se trata (hay que precisar) de hipótesis interpretativas.

La más antigua de estas figuras es la llamada «Venus de Macomer», cuya fecha, no segura, parece estar enmarcada en el Neolítico antiguo.
El estilo de representación varía según la fase cronológica y cultural. Partimos del estilo «naturalista» de la «Venus de Macomer» y, más aún, de las figuritas «esteatopicas» que se encuentran en las necrópolis pertenecientes a la cultura de Bonu Ighinu; luego pasamos a las figuras de estilo «cruciforme», pertinentes a la cultura de Ozieri, y llegamos a las figuras «perforadas» del Eneolítico.

Actualizar

9/9/2023 - 14:28

Comentario

Escribir un comentario

Enviar